jueves, 1 de noviembre de 2007

Mané

A tí...

Sin nombre de Hombre...
Sin nombre de Mujer...
Podría contarte mil historias...
desde el día que nací...
o cual es mi mejor Obra

Honestamente,
es ese Instante de 1978 que decidí...
darle sentido a mi vida...
fuí bendecida y alcancé la luz
con el primer llanto
de cada uno
de mis dos Principes

Gonzalo Matías y Paola Cecilia...

Mi motores...
Mi lucha...
Mi razón de seguir ante la adversidad...
Mi real existencia de la creatividad...

Mi catarsis de cada Instante
que me ha tocado vivir
intensamente... plenamente
en donde mis pinceles bailan
en el lienzo...

y...

Hoy... te agradezco
que me permitas compartirlo contigo
por Siempre y para Siempre...
Mané Castro Videla


1 comentario:

Poiésis dijo...

Que Dios los bendiga y sostenga por siempre. Los hijos nos construyen, redefiniendo la vida...